miércoles, 10 de diciembre de 2008

Erika Madrid: Buenos Aires - Argentina

Ni el amor…

Ni el amor
pudo con el Amor
cantidad de veces
me senté a pensar
que mierda es lo que sos en mí,
no pudo la bronca
no los intentos de abandono
no el mar tragándose la capital
ni las muchas avenidas
bebiéndose infelices
las tempranas anunciaciones.

Con tanta intensidad
he sentido Esto y padecí Eso
tanto como y casi el de un fuego,
o la muerte y la misma exageración.

Mi primer viaje

Tengo el nombre que me han dado
y no mis padres, sino mis actos
con mis literatos amores
he viajado, mi primer viaje
fue a Buenos Aires, luego la costa
y la definida Europa que ha sido
como todos los mundos menos
el mío y luego por un descuido sólo mío.

Mi primer viaje fue a Buenos Aires
en las alas de tela que a un fulano
le robé, y con ellas vi la costa
celeste de mar y toda Europa
y me alquilé soles que en la capital derroché.

Paciente esperé que cicatrice
la llaga, que llegue el día
que se complete la historia del viaje,
que la encrucijada deje de ser tal
que después de los 3.650 días haya alcanzado la paz.

Vos

Vos, dado al mundo
dado como una puta
en un espacio furioso
en donde cuelgan luces
de alambres y palos.

Yo, mujer de día, adolescente,
de tarde, inútil, pastando
como bestia a mi antojo
y en la noche reina
de un pueblo que desconozco.

Mirá estos chillones y baratos
versos aún no dibujan
la distancia, ni el crecido dolor
metido a fuerza en botella
y en ese estado de rebelión
sentados como si no
tuviésemos piernas frente al obelisco,
éramos mendigos los dos.

Vos dado a tu crianza de burgués
que infame diversión eras,
perfecto a la hora de dominar
y de romperme a Buenos aires
para volvérmelo armar.

Duele

Duele la confianza y
duele la canción,
el pájaro que vuela y
la ciudad que tangoenvenena.
Yo endeble
podrida de picardías
llena de agujeros.

El deseo

Infinita lengua
que abarca ingenuidades
y lastima la boca deseosa,
enreda los dedos
en el soplo húmedo
de mi instinto carnal.

En esta danza de pasos cruzados,
la dicha y la algarabía taconean.

En este reino trivial
donde príncipes de
movimientos dispersos
cabalgan las tardes
naranjacuriosas
en caballos fuertes,
agotados y sin piernas.

Sobrasombra

Muestrario de novedades
sobrasombra de un hombre
que se acaba.
Me enseñas la verdad
y me contento con eso,
con que yo nada sepa.

Ilustras, persigues y
sospechas al amor
como una realidad dominante.

¡Imperios dentro de ti!
¡Reyes y caballos!

Existe, vos y yo sabemos que
este género de errores existe,
el muestrario se abre sobre la cama,
ahonda tu mano sobre el cuerpo
que como herido yace ahora muerto.
....................
Erika Madrid. Buenos Aires. Argentina. 1977
“Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara”.
(J. L. Borges, “El Hacedor”, 1960)
*Las pinturas que se presentan en este post, pertenecen también a la poeta Erika Madrid. Por orden de presentación: El camino a mi patio, A veces me elevo, El hombre de las manos azules, Sexoral, Ya podés entrar y Ayúdame.

2 comentarios:

jfmarcelo dijo...

Hola:
Acabo de ver tu blog.
Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

http://blog.iespana.es/jfmmzorita

http://blog.iespana.es/jfmm1

http://blog.iespana.es/jfmarcelo

donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.
UN SALUDO.

Jorge Ramiro dijo...

Me encanta el tema de la literatura y el arte. Ojala que pueda conseguir Vuelos a
Buenos Aires
para disfrutar de los maravillosos artistas que hay en dicha ciudad y también sobre sus escritores