lunes, 16 de agosto de 2010

EL CINE PERUANO SEGÚN TAMAYO - Por Wilfredo Gonzales


“La televisión ha creado una imagen de nosotros a la que nos hemos acostumbrado, hasta el punto de creer que somos nosotros mismos y en realidad sólo se nos representa como una mala imagen nuestra” indicó Augusto Tamayo en la apertura de su conferencia sobre el cine peruano.
Para entender el cine, nos explica, “se debe tener en cuenta cinco estadíos: la historia, el individuo, la temática, el mercado y la legislación”. Y es que el cine peruano es una sumatoria del aquí y ahora con el ayer, desechando la afirmación de que todo el cine peruano es igual.
“Nadie puede, en una frase, sintetizar lo que es el trabajo de un vivir. Porque el cine peruano es la suma del trabajo del individuo peruano, que compartimos una cultura y que tenemos una misma manera de expresión –hacer cine– parecidos, pero somos distintos y finalmente los chiclayanos tendrán que diferenciarse de los limeños, el cineasta de 60 no será el mismo que el cineasta de 20.
Por eso, lo distinto en las propuestas del cine responde a la autenticidad que plantea el director de ‘Un día sin sexo’, Frank Pérez Garland, quien a su vez discrepó con los prejuicios de los chiclayanos respecto a la utilización de actores de teatro para sus producciones cinematográficas, apelando que estos “exageran su actuación”. “Creo que si un actor exagera es porque no está actuando, y es que justamente la actuación implica la naturalidad del personaje para encontrar su ritmo y poder transmitir lo que está sintiendo en ese momento al público, a fin de cuentas si yo como espectador no le creo al actor significa que no se ha hecho un buen trabajo”, añadió Garland.
El cine, a decir del director de ‘Anda corre y vuela’ pasa mucho por definir el por qué quiero hacerlo y es que “uno no puede hacer cine por moda aunque, considerando que es un esfuerzo muy grande, sería mejor es no hacerlo”.
Actualmente vivimos un momento espectacular en el cine peruano y esto se debe al éxito de Claudia -Llosa- pero esto no quiere decir que el cine peruano sea de ahora, debemos tener conciencia de la historia del cine peruano y “podemos representarlo en nosotros mismos: Augusto Tamayo no soy yo aquí y ahora, sino yo más la suma de mis 56 años”
Todos los individuos peruanos que hacemos cine somos complejos y es que la complejidad misma que implica ser peruano favorece en la variedad del arte que adquiere matices multiculturales, multirraciales y con componentes tan variados se obtienen exquisitos productos, como lo que sucede con la gastronomía misma, señalaba Tamayo, equiparando el éxito de la culinaria nacional con el actual despegue de la cinematografía nacional.

1 comentario:

Grupo de Cine Independiente dijo...

Gracias por usar una imagen de mi blog, pero seria bueno que pongan mi enlace, mínimo!!!